SaludSección Mujer

Parecía embarazada pero tenía un quiste del tamaño de una sandía

El tumor era benigno, medía 38 centímetros y estaba ubicado en el ovario. Tuvieron que operarla para extirpárselo y, luego de la intervención, pesaba 10 kilos menos.

Layla Cummins tiene 30 años y es escritora. Hace un tiempo notó que su abdomen incrementaba paulatinamente su tamaño y se acercó a hacer una consulta médica. Luego de realizarle una ecografía, su doctor observó que la causa de esto era un quiste que crecía en el ovario. Mediante las imágenes estimaron que medía unos 20 centímetros pero resultó ser casi el doble de grande.

Esta masa en el interior de Cummins era terriblemente incómoda: “No podía recostarme boca arriba. Sentía como si tuviese un control remoto clavado en el costado de mi cuerpo”, recordó en diálogo con medios extranjeros. Además, explicó que, a causa de este problema, perdió el apetito, se sentía pesada y muy cansada, como si estuviese embarazada.

El quiste medía 38 centímetros y pesaba 10 kilos. (Foto: SWNS)El quiste medía 38 centímetros y pesaba 10 kilos. (Foto: SWNS)

Debido a la magnitud del quiste, los médicos la operaron para extirpárselo, junto con el ovario izquierdo y la trompa de Falopio. Allí se enteraron de que esta masa medía 38 centímetros, un tamaño similar al de una sandía. Luego de la intervención, la escritora inglesa quiso ver el tumor –que resultó ser benigno– por mera curiosidad. “No podía creer lo que veía. Estaba impactada por su tamaño”, afirmó.

Después de la cirugía perdió 10 kilos y quedó con una cicatriz considerable en el abdomen. Ahora, asegura estar más motivada que nunca para empezar proyectos y aventuras nuevas. “Me siento genial desde que no lo tengo más, estoy mucho más liviana”, completó.

Los quistes ováricos son sacos o bolsas llenas de líquido. De acuerdo a la Clínica Mayo, en la mayoría de los casos no presentan una molestia y no resultan perjudiciales. En este sentido, suelen desaparecer sin tratamiento a los pocos meses. La situación se complica cuando se rompen o cuando son muy grandes. Entre los síntomas se encuentran dolor pélvico, sensación de saciedad o pesadez en el abdomen en hinchazón. Para prevenirlos es recomendable realizarse chequeos periódicos y estar atentas a los síntomas.

Fuente: TN
Mostrar Mas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Back to top button
Close