Deportes

Las dos infracciones de Francia que el árbitro no sancionó y privaron de la victoria a Los Pumas

El australiano Angus Gardner no percibió dos penales a favor de los argentinos en los minutos finales, que pudieron haberle dado el triunfo al seleccionado nacional

“Nos arbitraron como a un país chico del rugby”, fue la frase deslizada por Mario Ledesma a ESPN al finalizar el partido en el Estadio de Tokyo, que significó una dura derrota de Los Pumas ante Francia por un duelo clave en la clasificación del Grupo C.

Si bien las declaraciones del head coach argentino son fuertes y la caída del seleccionado nacional no recae plenamente en la actuación del referí australiano Angus Gardner, el Bocha tiene razón en su sentencia. A Argentina no le sancionaron dos infracciones claras que podrían haberle dado la posibilidad de ganar el encuentro.

Corría el minuto 73 de juego, Camille Lopez ya había convertido con su pierna zurda el drop con el que les Bleus habían vuelto a tomar la delantera en el marcador por 23-21 cuando cerca de las diez yardas francesas Guido Petti es tackleado y se produce un ruck. Tomás Cubelli hace lo que pide el ritmo impuesto por el combinado albiceleste y abre rápido la pelota pero se encuentra con la presencia del tercera línea Louis Picamoles, que intercepta el pase y le devuelve la posesión a su equipo en un momento caliente del encuentro.

Es una lastima que un referí, que es tan bueno, no vea el offside. Está dos metros adelantado y se lo canta el lineman. Él dice que Cubo (Tomás Cubelli) tiene las manos en la pelota. Primero, esa no es la regla; y segundo, no la tiene”, explicó de manera acertada el entrenador de Los Pumas.

La ley 15.4 del reglamento de la World Rugby estipula: “Cada equipo tiene una línea de offside paralela a la línea de goal que pasa por el último punto de cualquier participante en el ruck“. Por lo que cualquier jugador que esté por delante de esa línea mientras se esté disputando el ruck se encuentra en offside.

En las imágenes se puede ver cómo Picamoles está por delante de los pies de su compañero que se encuentra en la formación móvil, por lo que se encuentra inhabilitado para interferir en el juego. Esta acción no solo es una infracción cometida por el jugador galo sino que se debe sancionar con penal a favor del equipo argentino.

La otra acción de la polémica se dio a los 80 minutos, ya con el tiempo cumplido. Los Pumas intentaban avanzar con varias fases en lo que era su última oportunidad para dar vuelta el resultado. Marcos Kremer intentó penetrar la línea defensiva del rival pero fue derribado por el ala Wencelas Lauret, que desde el piso le impide abrir la pelota a Cubelli y le da lugar a su compañero Maxime Machenaud pescar la pelota.

En la última jugada del partido el tackleador no sale. Cubo no puede agarrar la pelota porque hay un tipo en el medio. Era una patada en 40 yardas que Benja (Benjamín Urdapilleta) ha metido unas cuantas”, describió Ledesma.

En su rol como tackleador, al intentar alejarse del jugador tackleado Lauret interfiere en la jugada y no le permite a Los Pumas jugar la pelota, lo que en el reglamento es considerado infracción y penal. Esto le habría dado la chance al elenco albiceleste de buscar un kick a los palos y haberse quedado con la victoria.

Cabe recordar que en ambas acciones el TMO (Television Match Official) no puede actuar debido a que el mismo solo interfiere en dos áreas cruciales del juego: la puntuación de un try (ssi ete es efectivo o no y en las possibles infracciones cometidas en las dos fases previas) y en el posible juego sucio.

Mostrar Mas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Back to top button
Close